Friday, November 24, 2006

RAQUITISMO EN AVES

RAQUITISMO DE LAS AVES

Reviso. LINA MARIA BARRERA SÁNCHEZ

INTRODUCCION

En el proceso de remodelado normal, una vez que termina la fase de resorción los osteoblastos sintetizan el colágeno y los demás componentes de la matriz ósea, que se van depositando en forma de laminillas paralelas que constituyen el osteoide. Tras un pequeño período de unos 10-15 días (mineral lag time o tiempo de demora de la mineralización) el osteoide se va mineralizando; es decir, se van depositando en él las sales cálcicas características del tejido óseo maduro.

La osteomalacia consiste en un trastorno de la mineralización de la matriz ósea, lo que conduce al acumulo de osteoide no mineralizado y disminuye la resistencia del hueso. Cuando el trastorno de la mineralización se produce en infantes, afecta a las placas epifisarias del crecimiento y da lugar al raquitismo.1

FORMAS DE LA VITAMINA D3

La 25-OH-D3 es una sustancia activa de Rovimix HyD. Cuando es absorbida en el tracto intestinal, la vitamina D3 es transportada para el higado en donde es hidroxilada a una posición 25, convirtiéndose en 25-OH-D3, que es transportada para el riñon donde se forma la 1-24-di-OH-D3, o metabolito activo que actúa sobre la absorción y el metabolismo del calcio en el organismo. Una forma de transporte de la vitamina D3 en la sangre es un compuesto 25-OH-D3, que tiene propiedades mas polares (mayor solubilidad en agua) que la vitamina D3, con un efecto muy importante sobre la absorción intestinal.2

ETIOLOGIA

Para que se produzca normalmente la mineralización del osteoide se necesitan dos condiciones principales: por un lado, que haya calcio y fósforo en concentraciones suficientes; por otro, que no existan inhibidores que impidan la mineralización. Se necesitan unos niveles normales de metabolitos de la vitamina D para mantener las concentraciones de calcio y fósforo; de hecho, la 1,25(OH)2D es un importante estimulador de la absorción intestinal de estos elementos. Existe controversia sobre si además esos metabolitos ejercen sobre las células óseas una acción directa favorecedora de la mineralización. En todo caso, la 1,25(OH)2D in vitro promueve la diferenciación de los osteoblastos y la síntesis de fosfatasa alcalina. Y esta enzima sí es imprescindible para una mineralización normal de la matriz, pues hidroliza el pirofosfato, que es un inhibidor fisiológico de la mineralización. El acúmulo de hidrogenoiones propio de las situaciones de acidosis también impide la mineralización normal. Igual ocurre con la acumulación de aluminio, que puede complicar en ocasiones la insuficiencia renal avanzada (ver cap. 58) o la nutrición parenteral prolongada. El tratamiento continuo prolongado con etidronato o flúor también puede producir osteomalacia.1

Las aves tienen algunos rasgos específicos. En los broilers, el crecimiento de los huesos es tan rápido que la formación del hueso periosteal deja cavidades que no están completamente rellenas antes de que tenga lugar la reabsorción endosteal. Existe la evidencia de que la proporción de hueso cortical ocupada por cavidades es mayor en las nuevas estirpes de broilers, de crecimiento más rápido -Williams y col., 2000-. En las gallinas, la subida de los niveles de estrógeno al inicio de la madurez sexual estimula a los osteoblastos para producir hueso medular. Esto no tiene un papel primario estructural; es usado, en cambio, como una fuente lábil de calcio para la formación de la cáscara. Este cambio en la función del osteoblasto parece prevenir ampliamente la típica remodelación del hueso estructural.3

Desde un punto de vista práctico, los procesos causantes de osteomalacia y raquitismo se pueden dividir en tres grupos: a)los que cursan con alteraciones de la vitamina D, b) las hipofosfatemias de otro origen, hereditarias o adquiridas, y c)los que suponen un acúmulo de inhibidores de la mineralización (tabla I). Una ingesta muy pobre en calcio puede producir raquitismo en los niños pero, por sí misma, en los adultos no suele producir osteomalacia, sino osteoporosis.



Deficiencia de vitamina D (osteomalacia nutricional)

En nuestro medio, la mayor parte de los casos de osteomalacia se deben a una deficiencia de vitamina D. La síntesis cutánea inducida por las radiaciones ultravioleta es la fuente principal de vitamina D. Por tanto, la deficiencia de vitamina D suele aparecer en individuos con pobre exposición solar (a menudo, ancianos o con deficiencia mental). Una ingesta alimentaria pobre favorece la aparición del trastorno, al comprometerse también el aporte dietético de vitamina D.

Otros factores que pueden conducir a la deficiencia de vitamina D son los tratamientos con antiepilépticos (que aceleran el catabolismo de la vitamina D al inducir la formación de metabolitos polares inactivos en el hígado); las hepatopatías graves (en las que disminuye la capacidad de síntesis de 25-hidroxivitamina D) y los síndromes de malabsorción intestinal (en los que no sólo disminuye la absorción de la vitamina D de la dieta, sino que se altera la circulación entero-hepática de metabolitos de la vitamina D que son normalmente excretados en la bilis y reabsorbidos posteriormente).

Raquitismos hereditarios

Los “raquitismos dependientes de la vitamina D” se deben a alteraciones en el metabolismo de la vitamina D o sus receptores. Los “raquitismos resistentes a la vitamina D” son raquitismos debidos a pérdidas renales de fosfato que producen hipofosfatemia.

- Raquitismo dependiente de la vitamina D tipo I (RVDD-I)

Se debe a una ausencia de 1-alfa-hidroxilasa renal, la enzima que convierte la 25(OH)D en 1,25(OH)2D, por mutación del gen que la codifica. Se transmite con herencia autosómica recesiva. Suele manifestarse en los dos primeros años de vida. Se corrige con la administración de dosis fisiológicas de 1,25(OH)2D.

- Raquitismo dependiente de la vitamina D tipo II (RVDD-II)

Es una alteración genética del receptor de la vitamina D, necesario para la acción de la 1,25(OH)2D o calcitriol. Por tanto, también se conoce con el término de “raquitismo hereditario resistente al calcitriol”. Se transmite en forma autosómica recesiva. Las manifestaciones suelen aparecer en los dos primeros años de vida, aunque se han descrito casos esporádicos leves de aparición más tardía. Además de las manifestaciones típicas del raquitismo, dos tercios de los pacientes presentan alopecia. El tratamiento requiere dosis muy elevadas de calcio y calcitriol.

- Raquitismos resistentes a la vitamina D

Se deben a la pérdida anormal de fosfato por el riñón.

a) Raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X. Es el más común de los “raquitismos resistentes a la vitamina D” (VDRR), suponiendo el 80% de los casos. La prevalencia está en torno a 5/100.000. Se debe a una mutación enel gen PHEX (phosphate regulating gene with homologies to endopeptidases on the X chromosome). Este gen, situado en el cromosoma X, codifica la síntesis de una metaloproteasa cuyo substrato fisiológico no está plenamente identificado. El gen se expresa en el hueso y otros tejidos, pero no en el riñón. La patogenia es compleja. En primer lugar, la deficiencia de PHEX parece provocar una alteración directa de la mineralización del hueso.

Segundo, PHEX sería responsable en condiciones normales de degradar un factor estimulador de la fosfaturia (“fosfatonina”). Al faltar PHEX, aumentarían los niveles de dicho factor, lo que se traduciría en un aumento de la fosfaturia y, en consecuencia, hipofosfatemia. En tercer lugar, dicho factor inhibiría además la síntesis de 1,25(OH)2D. Ese factor fosfatúrico (y eventualmente depresor de la síntesis de 1,25[OH]2D) no ha sido identificado con certeza, pero varios estudios recientes sugieren que puede tratarse del FGF- 23 (factor de crecimiento fibroblástico 23).

Se transmite ligado al cromosoma X, con carácter dominante. En general las manifestaciones aparecen en los dos primeros años de vida, pero la expresividad clínica es variable y hay casos menos graves que se manifiestan como osteomalacia en la edad adulta.

b) Raquitismo hipofosfatémico autosómico. Parece deberse a mutaciones del genque codifica el FGF-23, situado en el cromosoma 12, resultando un FGF-23 más resistente a la degradación por proteasas. Se transmite con carácter autosómico dominante, pero la penetrancia es incompleta y la expresión clínica, variable. Algunos casos se manifiestan en la infancia, con características similares a las del raquitismo ligado al cromosoma X. Otros se manifiestan como osteomalacia en la edad adulta.

- Raquitismo hipofosfatémico con hipercalciuria. Es muy raro, sólo se han descrito unas pocas familias con él. El trastorno genético responsable no ha sido bien aclarado, pero esumiblemente está relacionado con defectos en las proteínas implicadas en la reabsorción tubular renal del fósforo. La expresividad clínica es muy variable. A diferencia de otros raquitismos hipofosfatémicos, cursa con aumento de la calciuria y de los niveles séricos de 1,25(OH)2D.1

Relación entre el desenvolvimiento de la capacidad digestiva del pollo y la vitamina D


Los estudios realizados por Batel & Parsons (2002) confirman que un pollito nace con un sistema digestivo inmaduro, aumentando linealmente la eficiencia de uso de nutrientes durante las dos primeras semanas de edad. Como la vitamina D es un lipido, su absorcion se ve comprometida durante los primeros dias de vida del pollito.
Una escasa grasa en la dieta es la que mas demora para alcanzar la utilizacion máxima (Tabla 1). Asimismo, una falta de 25-OH-D3 que es una molécula grasa, mas polar que una molécula de vitamina D3 ayuda al ave joven para tener una fuente de vitamina D bastante disponible para la formacion de un esqueleto sano evitando, por lo tanto, problemas oseos como el raquitismo.

Tabla 1. Utilizacion de varios nutrientes en diferentes edades



Absorción intestinal de vitamina D

Como cualquier grasa de la dieta, la vitamina D3 necesita de la presencia de sales biliares y de grasa para una la formacion de micelas en la luz intestinal para ser absorbida. Comparativamente, la HyD tiene una hidroxila adicional en la posicion 25, este compuesto tiene una forma de absorcion diferente a la de vitamina D3, para esto es necesario la presencia de sales biliares y por tanto es necesaria la formacion de micelas. Esto se traduce en una mayor eficiencia para la HyD (Figura 1).

Figura 1. absorción comparativa de dos metabolitos de la vitamina D



Transporte de vitamina D en el organismo

Una proteína encargada de transportar la vitamina D en la sangre tiene una afinidad aproximadamente 200 veces mas alta para 25-OH- D3 que para vitamina D3.
Las proteínas intestinales de transporte también presentan una afinidad mas alta para 25-OH- D3 . Por lo tanto, además de que HyD tiene una absorción mas eficaz, también su distribución a todo el organismo es mas eficiente.

La formacion del esqueleto en los primeros dias del pollito

Trabajos realizados en el centro de pesquisa en agricultura de la Universidad de Ohio, los Estados Unidos, determinaron que el depósito de celulas en la epifice y en la diafice del femur es praticamente igual cuando un pollito tiene 21 dias y cuando tiene 42 dias de edad. Tambien fue observado que el crecimiento de la tíbia y del femur con 21 dias de edad es igual al 60% de crecimiento de estos huesos con 42 dias de edad. Esto indica una gran atividad en la formación del esqueleto durante los primeiros dias de edad, lo que implica la necesidad de tener disponibilidad de nutrientes como cálcio, fósforo y vitamina D en aves jovenes. A carencia de cualquier unos de estos nutrientes en los primeros dias de vida de la ave será traducida por problemas óseos en campo, como raquitismo y osteoporosis en las aves mas viejas.2

Vitaminas

La vitamina K está implicada en la carboxilación post-transcripcional de varios huesos y de las proteínas de la sustancia intercelular -por ejemplo osteocalcina, proteína GLA-. Sin embargo, no se ha establecido la importancia de la vitamina K para los huesos de las aves bajo condiciones prácticas.

La vitamina C es necesaria para la síntesis del hueso y del colágeno de la sustancia intercelular del cartílago y es también un componente del sistema de enzimas renales, sintetizando 1,25-D. Bajo condiciones normales, la síntesis de la vitamina C endógena es adecuada para la calidad de la sustancia intercelular y del hueso. Sin embargo, existen algunos trabajos que preconizan que un suplemento de vitamina C puede ser útil para prevenir malformaciones de las patas en condiciones de estrés porcalor, algunos casos de raquitismos y DT -en sinergismo con 1,25-D.

Otros elementos

Algunos elementos metálicos –por ejemplo Mg, Zn, Se, Pb, Al- pueden incorporarse en la estructura hidroxiapatita del hueso, en lugar del Ca, en cantidades que dependerán de las concentraciones que estén en circulación por ejemplo concentraciones bajas en Ca o altas en elementos harán que aumente la incorporación-. Normalmente estos elementos no afectan a la calidad del hueso, pero las toxicidades pueden causar problemas: por ejemplo una excesiva incorporación de Se debilita la estructura del hueso y la de Al suprime los osteoblastos y la mineralización. Se ha demostrado que otros elementos, incluyendo B, Cd, Si y V también afectan al desarrollo del hueso en situaciones extremas.

Otros metales pueden afectar al disco de crecimiento del hueso. Las deficiencias en Mn roducen condrodistrofia y perosis. La deficiencia en Cu debilita la estructura del colágeno

por la inhibición de la lisil-oxidasa de lisilo y el entrecruzamiento. Los altos niveles en la dieta de Cu y Zn pueden mitigar los efectos de la fusacromanona, una micotoxina que induce la DT, al igual que un suplemento de Mo puede aliviar la DT inducida por la cistina. Sin embargo, no hay ninguna indicación de que estos minerales puedan influir sobre la aparición espontánea de la DT normal.

Entre los aniones, el F puede ser incorporado en el hueso. Esto inhibe la acción de los osteoclastos en reabsorber el hueso y puede aumentar la fortaleza del mismo. Sin embargo la respuesta depende de la dosis, puesto que si se suministran concentraciones más altas de F se puede ocasionar un aumento del tamaño del cristal de hidroxiapatita y disminuir la fortaleza del hueso. El suministro de un suplemento de F puede también mejorar la calidad del hueso mediante un aumento de la formación de huesos con mayor cantidad de médula, pero todavía no se ha conseguido establecer un papel práctico de F en la mejora de la calidad de los huesos de las aves.

La conclusión general que se puede extraer de estas observaciones es la de que los elementos minoritarios tienen poco impacto sobre las características del hueso, bajo unas condiciones prácticas de nutrición normales.3

BIBLIOGRAFIA

1 www.google.com RIANCHO MORAL, José A. Manual Practico de Osteoporosis y Enfermedades del Metabolismo Mineral. Capitulo 55. Osteomalacia y Raquitismo.

2 www.google.com Dr. S. Fernández, Importância da absorção de Vitamina D3. DSM Nutritional Products, México

3 www.google.com C. C. Whitehead. Influencia de las Vitaminas y Minerales sobre la Formación y Calidad del Hueso.. 11ª Conferencia Europea de Avicultura. Bremen, Sept 2002






0 Comments:

Post a Comment

<< Home